lunes, 9 de febrero de 2009

Three-of-a-kind aces


Este jueves es uno de esos días en los que los actos, y buenos, abundan. Señalo tres por proximidad y calidad.

Pensaba poner un orden cronológico pero dos actos coinciden al mismo tiempo aunque en espacios alejados en contra del concepto moderno espaciotiempo que tan bien nos vendría en la vida real. Así que entre estos dos primeros actos comienzo con mi querido y admirado Fernando Beltrán que lee en Zaragoza a las 19:30 h en la Sala de Juntas de Filosofía y Letras en una nueva sesión del ciclo "Este jueves, poesía". Lo hace en compañía del poeta y cantante Ángel Petisme. Posteriormente, a las 22.30h, en la Sala Exposiciones del Albergue (c/ Predicadores, 70) hay una lectura de los textos de los autores invitados.



Dejo aquí un poema de "El corazón no muere", su penúltimo libro, para mí uno de los mejores libros de poesía de este siglo XXI, y libro sobre el que espero escribir un pequeñito y modesto ensayo tan pronto como pueda:

la voz de los poetas,
los que aventan palabras, los que tejen la piedra,
los que avivan los grifos del incendio y se lavan los dedos
en sus llamas, los que esculpen espejos como arterias
y echan bloques de azúcar en los campos
minados de la sangre, los que sueñan cuchillos
y atraviesan el filo de las noches con un pie en la galerna
y otro quieto en el barro de las casas natales, los que llaman
a voces a los botes, y callan luego al borde del rescate
y ven cómo se aleja la ambulancia pasándoles de largo,
los que atizan cometas y hurgan calmas y confunden
las rayas de las cebras con las rayas de un tigre,
el galope de un pez con la espina de un árbol,
los que tienen siempre hambre, los saciados, los que buscan
sinfín y al fin se abocan como dientes de leche
condenados al tránsito, los que arrojan palomas
a sus pozos y arena a sus paraguas, los que no
se conforman, los pálidos la miel los contagiados,
los que nunca se rinden, los que mueren de pie bajos los cascos
de los mismos caballos que inventaron, los que arengan
al poema con sus tropas, verso a verso ordenadas
y engañan luego al mundo con sus banderas blancas,
los que imantan las brújulas de lluvia
y al calor de la herrumbre, una noche de perros
inventaron el don de las metáforas
(Fernando Beltrán. El corazón no muere. Hiperión nº 524, 2006).

A la misma hora pero en la Casa del Libro de la calle Fuencarral, Pepe Infante presenta una antología de su obra con el título de "Elegías y meditaciones" editada por Vitruvio y acompañado de Pablo Méndez y Sergio Rodríguez.

Jueves Santo con Eliot


ELIGE la belleza de los signos.
Aleja tu corazón del vértigo
y la noche. Tiene heridas profundas.
Sobre ellas irás construyendo tu vida,
como un símbolo más del laberinto.
Toma la luz y esas fresas tempranas
que te ofrecen. Serán las únicas
que puedas saborear.
Breves y justas las horas se suceden.
Y tú, inocente y absurdo,
buscador de fantasmas,
no podrás detenerlas.
Cuenta, uno a uno, los instantes
que acudan felices a su cita.
Los dolorosos serán
los que te roben esta serena paz
que la palabra sola te dará.
No aceptes la vida
como un conjuro extraño.
En su fin también está tu principio.
Sobre sus cenizas no quedará
más que un minúsculo nombre
y la señal de que te has detenido.
Un solo instante. Ahora.
Mañana será tarde
para darle sentido a las palabras.
En su caos ordena tu memoria
y el soplo de belleza que os crea.

(Del libro, Elegías y meditaciones, José Infante. Ediciones Vitruvio. Número 171 de la Colección Baños del Carmen.)

Last but not least, el poeta y amigo Jordi Doce ofrece una lectura de sus poemas en el Bandido Doblemente Armado a las 21.00 horas, lectura en la que también participa Julio Espinosa. Dejo aquí un poema inédito que he robado de otro blog. Creo que el poeta está en muy buena forma y habrá que estar atentos a su nuevo libro.

Aparición


Esto que brilla en el cuaderno

es lo que nunca amanecía,

lo que no tuvo sol para amanecer.

Y vas lento por la casa, rozando

los muebles, musitando trenos insistentes,

cifra de lo que antes ignorabas.

Hay nueva materia en este mundo.

Lo que no era ya es. Tampoco importa,

sólo unos pocos lo sabrán

(y sí, queremos esa ingravidez para lo menudo,

la bolsa amniótica,

la protección).

No obstante brilla, está brillando.

Desnuda y obscenamente resplandece.

Constelación de indicios, semillas a voleo

que forman grumos de sentido

y desmentidos, vidrios o veladuras

por donde sombras de nadie se pasean.

Collar de muchos centros o ninguno,

en su lugar no hay tiempo, su tiempo no ha lugar.

Eres irresponsable en tu inquietud, tu presidencia

de eso que ya despunta. Y miras, lo miras,

sales tangente de su arco igual que un asteroide,

materia ardida por un nuevo sol.


Inédito de Jordi Doce


 
  Reactions:

comments

0 Responses to "Three-of-a-kind aces"
 

Copyright 2009 All Rights Reserved Revolution Two Church theme by Brian Gardner | Blogger template converted & enhanced by eBlog Templates